7 acciones catastróficas que te descalificarían del proceso de entrevistas sin haber comenzado



Hay muchos detalles que cuidar al participar en un proceso de reclutamiento, en el periodo de años que llevo haciendo entrevistas laborales, he visto errores que son sin duda un harakiri de parte de las personas que participan en el proceso.


Para que nunca les suceda, aquí les comparto lo que considero, 7 errores que jamás se deben de cometer, si estás aplicando a una posición determinada:


1. Dejar plantado al entrevistador:


si llegar tarde a la entrevista ya nos deja muy mal, el no presentarse sin excusarse previamente es algo que te dejaría fuera del proceso automáticamente.


 2. No respetar el proceso cuando se le dice que es confidencial:


Muchas posiciones se buscan confidencial por distintas razones, el no respetar esto hace que se filtre información sensible, nadie quiere tener en su organización alguien en quien no se pueda confiar.


3. Discutir con el reclutador/a:


Andar las emociones a flor de piel y no controlarse, puede costar muy caro en un proceso de entrevistas, siempre opté por un acercamiento positivo y cordial en todo momento.


4. Hablar mal de alguien de los miembros de la empresa a la que está aplicando:


Caer en exceso de confianza y comentar algo negativo de algún miembro actual o bien de su propia empresa, lo deja ver como una persona inmadura y conflictiva.


5. Exigir café y snacks al entrevistador antes de iniciar:


Me pasó que después del saludo una candidata me pidió café y algo para picar, me pareció muy inusual, hay que enfocarse que los minutos en la entrevista son oro y no hay que distraerse ni distraer al entrevistador, las necesidades cotidianas se pueden satisfacer antes o después de la entrevista, aun así, se lo ofrezcan es mejor no aceptar, ya que hablar y comer al mismo tiempo puede restar  en vez de sumar. Una excepción seria algunas entrevistas que intencionalmente son almuerzos o desayunos, solo recomiendo pedir alimentos manejables que no te resten confianza para contestar o conducirte.


6. Llegar a la entrevista con una resaca o incluso con indicios de haber ingerido alcohol:


La vida social antes y durante de la entrevista debe tener un alto para no causar una mala impresión que cueste una oportunidad futura.


7.En medio de la entrevista iniciar a escribir una minuta de "respaldo" de lo conversado:


El momento de la entrevista es para proyectarse, conectar, contestar y hacer preguntas acerca del proceso, si usted toma una minuta de lo que se va hablando, lejos de verse proactivo (a) se verá que no está enfocado (a), ni conectando, además se puede perfilar como desconfiado (a) en extremo. 

19 visualizaciones0 comentarios