Liderándome en tiempos difíciles.



Es posible que todos a título personal, estemos de acuerdo en que hay tiempos en nuestras vidas que han sido realmente retadores y me atrevería a decir que en casi cualquier situación podemos encontrar un precedente que nos sirva de referencia para tomar acciones que nos sirvan de apoyo.


El mundo entero como tal ha vivido circunstancias extremas donde la tristeza y muerte han llegado.


Hoy en día estamos viviendo un escenario global donde vivimos una pandemia- término que la OMS procuraba no usar hasta ahora, para referirse al nuevo coronavirus, se refiere a una enfermedad epidémica que se extiende en varios países del mundo de manera simultánea (Fuente BBC News).


Según las estadísticas de la OMS, esta enfermedad ha ocasionado aproximadamente la muerte del 5% de los casos reportados a nivel mundial, en comparación con otras enfermedades como el Ébola o el Cólera, la tasa de mortalidad es menor, sin embargo, sigue siendo retadora porque además de amenazar nuestra salud física, amenaza asimismo nuestra salud mental.


¿Por qué nuestra salud mental?

La naturaleza del COVID-19 y el nivel de contagio es muy alto, como sabemos, esto ha ocasionado una conciencia colectiva en la salud pública y debido a esto hemos tenido que modificar drásticamente nuestros hábitos, nuestra forma de vivir, interactuar y trabajar, nos ha forzado a desacelerar nuestros planes y nos ha empujado sin ningún aviso a entrar en un mundo desconocido que no controlamos y nos ha aislado.


En cualquier circunstancia normal donde tengamos que liderar en nuestro entorno, ya sea desde nuestra familia, alguna comunidad de vecinos, en nuestros lugares de trabajo, debemos de iniciar con nosotros mismos, por medio del autoconocimiento y auto ayuda, podemos lograr fortalecernos y ser efectivos al momento de liderar a otros.


Estamos en una situación donde debemos de desaprender y aprender de nuevo a liderarnos a nosotros mismos en estas nuevas circunstancias.


Hay dos situaciones circunstanciales causadas por esta situación:

El Distanciamiento Social y la Incertidumbre.


Siendo seres sociales por excelencia, el aislamiento es casi antinatural en nuestro ser, sin embargo, desde la perspectiva que lo tomemos podemos sacarle mucho provecho, si bien es cierto no tenemos todas las respuestas, de hecho, muy pocas, pero podemos ver en cada día una oportunidad para darle “reversa” a la situación con una actitud positiva.


¿Cómo sacarle provecho?, les comparto algunas ideas:


Abona a tus relaciones

La cuarentena en casa es una muy buena oportunidad para reconectar: el día a día puede ser abrumador y esa llamada a tus padres, amigos, hermanos, seres queridos, puede ser llevado a cabo, incluso, puedes llevar más allá ese contacto y crear un grupo de apoyo en estas circunstancias, esto te va a permitir expresarte, practicar la escucha activa y esto va a abonar a tu salud mental y a enriquecer tus relaciones significativas, lo cual da mucho significado.


Nutre tu mente

Planifica en tu rutina diaria un tiempo para aprender: desde leer un libro, buscar cursos de interés en línea, aprender a usar algo que era de tu interés aprender, este tiempo es valioso para que lo conviertas en uno muy productivo.

Lleva un diario personal: esta práctica es una gran herramienta para hacer volar la creatividad, además de eso te ayudará a analizar tus sentimientos, actuaciones, interacciones, te mantendrá enfocado/(a) en expresarte, evaluarte y mejorar, como mantenerte firme a tus objetivos.

Rediseña los días en casa para compartir con los tuyos: sea cual sea tu situación, con quien vivas, busca que los días tengan un propósito de compartir, enriquecer, reír, cocinar, conversar, jugar juegos de mesa, construir memorias especiales en momentos retadores.


Consiente a tu cuerpo:

Este es un buen tiempo para construir nuevos hábitos, tomar agua, salir a caminar, cocina esa receta que siempre habías querido hacer, sorprende a los tuyos con una rica cena, agrega a tu rutina el hacer ejercicios, aprender técnicas de respiración. Lo más importante es que si estas prácticas no las hacías antes, en un futuro cercano ya serán parte de tu vida, una vez que vayas recuperando tu rutina habitual.


Planifica ingresos extras:

 Obsesiónate en dominar como experto plataformas como Up Work y Workana, ingresa tu perfil y desde tu línea de trabajo busca oportunidades en cómo ser freelancer, en caso esto sea algo que te ha llamado la atención y por tiempo no lo has realizado.


Ante todo, mantente a salvo, siguiendo todas las recomendaciones sanitarias, cuida de tu cuerpo, alma y mente, para que puedas liderar a otros, eso te dará propósito y mucha satisfacción.

27 visualizaciones0 comentarios